Soy Elena, traductora de formación y de profesión durante 6 años, aunque actualmente trabajo como directora de una academia de inglés.

Ya desde pequeña me despertaban interés muchas cosas, supongo que influenciada por los gustos de mis padres, que siempre han sabido inculcar en mí el amor por el arte en general. La Elena del 2020 es simplemente una versión de esa niña de los 90 a la que podías encontrar devorando libros, diseñando ropa para sus barbies, viendo algún musical a las 10 de la mañana de un domingo, ojeando revistas de decoración o planificando algún viaje imaginario inspirado por las guías de viaje que teníamos en casa. También jugaba, montaba en bicicleta y veía La banda del patio, no os preocupéis.

Todo eso soy yo y todo eso podéis encontrar aquí. Viajes, decoración, libros, series, cine, moda, cocina. Inspiración, ideas y también reflexiones.
El blog surge como una necesidad de desarrollar mi creatividad, pero también como una forma de “obligarme” a indagar en habilidades que llevan demasiado tiempo dormidas en mí y que me apetece despertar. Es una especie de compromiso conmigo misma y una forma de seguir reinventándome, algo que me encanta.

¿Datos prácticos y concisos? Soy de y vivo en Córdoba, aunque como buen culo inquieto que soy también he vivido en Londres, Poznan, Barcelona, Albacete y Madrid. Estoy casada y tengo un perro que es el mimado de mi vida. Nací soñadora y ahora mismo lo que más tiempo ocupa mi mente es poder tener una casita con jardín. Podría alimentarme de pan, queso, aceitunas, patatas fritas y Coca Cola. Aperitivo como forma de vida. Creo que soy PAS y que el gluten y la lactosa me sientan regulín. También creo que si hubiera nacido en Estados Unidos o habría inventado ya algo o habría denunciado a alguna marca y me habría hecho rica, pero esa es otra historia…

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies