Risotto de langostinos y queso

Ciao!

Hoy mejor dicho que nunca, porque lo que traigo es mi versión de una receta típica italiana. Es de los primeros platos que hice, hace ya muchos años. Quizás parezca atrevido, pero en realidad es un plato muy fácil de hacer al que solo hay que dedicarle tiempo mientras se hace. Nunca lo ha probado ningún italiano, no sé qué diría, si se echaría las manos a la cabeza o daría el visto bueno…

¡Al lío!


Ingredientes

  • Arroz arborio
  • Caldo de pescado
  • Langostinos
  • Queso roquefort o gorgonzola
  • Cebolla
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

PASO 1

Echamos un chorrito de aceite en una olla y cuando esté caliente añadimos la cebolla y sal. No hace falta que se haga del todo, ya que se va a seguir cociendo junto con el arroz. Mientras se dora, ponemos en un cazo el caldo a calentar (no es necesario que hierva, solo que se mantenga caliente).

PASO 2

Añadimos el arroz. Y a partir de aquí ya no podemos apartar la vista ya que tendremos que remover continuamente para que no se pegue. Dejamos que el arroz se sofría un par de minutos sin dejar de mover ni un segundo.

PASO 3

Empezamos a añadir caldo caliente. Lo que yo hago es que lo voy añadiendo con un cucharón. Es decir, cojo el caldo que cabe en un cucharón, lo añado a la olla de arroz y remuevo hasta que se queda sin líquido, añado otro cucharón y sigo el mismo procedimiento. Y así un buen rato. La idea es que el arroz se va haciendo poco a poco con ese caldo que se añade cucharón a cucharón, de ahí la importancia de que este esté caliente y de remover, para que, además, el arroz suelte el almidón y el resultado final sea cremosito.

PASO 4

Cuando el arroz esté casi listo añadimos el queso en cachitos (se puede comprobar a simple vista si el grano aún está duro, pero si no es solo cuestión de probarlo y decidir según el gusto de cada uno, a mí me gusta que el arroz esté al dente).

PASO 5

Ya con el fuego apagado añadimos los langostinos. Yo los compro cocidos ya, y si los echara antes se pasarían de cocción y quedarían blandurrios (y qué asco el marisco pasado).

PASO 6

Emplatamos y añadimos un poco de pimienta.


Como veis es muy sencillo de hacer, en 45 minutos tienes un plato muy resultón que además es superfácil de adaptar, ya que en vez de langostinos puedes hacerlo con pollo y caldo de pollo, o con verduras y caldo de verdura para hacerlo vegetariano. Tengo curiosidad por ir más allá y usar queso vegano.

Tags:
,
No hay comentarios

Pon un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies