Propósitos 2021

Sí, escribo mis propósitos a 20 de febrero. Eso no quiere decir que no haya empezado a dar pasos para llevarlos a cabo. Y, además, ojo, que no es tarde, aún quedan más de 10 meses de año, no hay que rendirse tan pronto.

Reconozco que yo, que soy adicta a las listas, siempre he sido muy de hacer propósitos, además siempre con tendencia a pasarme de optimista, porque una es exagerada de nacimiento. Los años nos van dando dosis de realismo a cuentagotas y ya a mis 33 yo ya lo único que quiero es una vida tranquila, tiempo para hacer lo que me gusta y sentirme a gusto. Así de sencillo. A este paso también te digo que cuando tenga 70 igual solo le pido a la vida que me toquen mandarinas sin mucho pellejo.

Os cuento las cositas que me apetece conseguir este año:

Mejorar mi estilo de vida

Ja, así, hala, como si fuera fácil, como si no fuera esto lo que todos querríamos. Como otras veces me he puesto objetivos muy exigentes y al final no los he cumplido, obvio, en esta ocasión me conformo simplemente con comer más fruta y verdura, así en general, con comer menos carne, y con hacer ejercicio con cierta regularidad, aunque sea 10 o 15 minutos al día.

Make 9 challenge

Esto lo descubrí gracias a Matemopics y me gustó mucho. La idea es pensar en 9 proyectos manuales para llevar a cabo a lo largo de un año. En mi caso se van a centrar todos en tejer y crochet, aunque igual me animo a hacer un bordado. Soy una persona bastante creativa y disfruto mucho tejiendo, pero es algo que se “me olvida”. Quizás suene raro, pero si no me pongo los materiales a mano no hago nada, así que este año ya me he preparado cositas para conseguir terminar el año habiendo hecho al menos 9 cosas. Si son más, pues mejor.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ser constante

Así, en general. Ser constante cuidándome la piel, trabajar para que mi estado de ánimo también lo sea, ser constante escribiendo en el blog, con mis rutinas, etc. Creo que esto es lo que más trabajo me va a costar porque, siendo sincera, tiendo a dispersarme. Empiezo una cosa y la dejo a medias, pruebo a hacer algo y cuando ya he aprendido no sigo haciéndolo para mejorar, porque, total, ya sé hacerlo. Y así todo.

Alimentar mi cerebro

¿Pero esto qué eh lo que eh? Pues, a ver, mi horario de trabajo me consume la vida de lunes a viernes y es algo que me angustia diariamente. Veo pasar los días y las semanas sin hacer casi nada y el año pasado noté cómo esto afectaba a mi inteligencia, a mi rapidez y agilidad mentales, a mi vocabulario, a mi dialéctica, a mi memoria, a mi capacidad de concentración, a todo lo relacionado con el intelecto. En serio, sonará exagerado, pero sentía como si hubiera perdido neuronas básicamente por que no las ejercitaba. Así que este año necesito darles combustible leyendo, viendo cine, series y documentales, yendo a museos, escribiendo.

Y ya está. Solo cuatro cosas. Conseguir lo que te propones poco a poco siempre supone un subidón de autoestima, y yo con estos cuatro objetivos sencillos, que no fáciles, estoy segura de que va a mejorar mi calidad de vida (yo ya me veo cumpliéndolos, la visualización es la clave), especialmente con respecto a mi actitud y a mi estado anímico.

Y tú, ¿este año te has propuesto objetivos o has decidido darle tregua al 2021 después del catastrófico 2020 que hemos vivido? ¿Tienes algún objetivo en común conmigo? Cuéntame, me interesa mucho porque siempre me encanta inspirarme en otras personas.

No hay comentarios

Pon un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies